cambio


Tienes FE?

¿Crees en algo?

¿Qué significa la vida para ti?

¿Conoces a Dios?

 

Quizás muchas de estas preguntas, tal vez una o varias o algunas otras del mismo índole te hayan rondado la mente. En oportunidades tenemos incógnitas que no sabemos responder, solemos pensar que si no lo vemos no existe o no es verdad.

Todas las religiones o dogmas, son basadas en creencias según un manual, un libro de sagradas escrituras, todas tienen un común denominador “DIOS”. Todos conocemos a ese Dios que nos nombran desde pequeños, no importa a que dogma pertenezcas existe algo con lo que te identificas, ese Dios. Suele ser llamado de diferentes nombres pero es UNO.

 

A medida que he ido creciendo y avanzando en la vida he experimentado esa inquietud de preguntar ¿Quién es DIOS? ¿Dónde lo puedo conseguir? ¿Por qué no lo logro ver?  Experimentaba una conversación con un amigo no hace mucho y le plantee una pregunta muy sencilla, ¿tú sientes que necesitas ir a la iglesia todos los domingos? ¿Sientes que debes llevar tu manual sagrado? Toda persona netamente religiosa defiende su religión y por ende siempre te dirán que sí. Al cabo de unos días le volví a preguntar lo mismo, pero esta vez le plantee: ¿Que sucedería si desaparecieran las iglesias o templos y los manuales sagrados o Biblias dejaran de existir? Su respuesta fue muda por unos instantes y luego respondió, Dios no permitiría eso. Japón está viviendo un momento de reflexión hacia una nueva era, allí han experimentado “El cambio”, allí dejaron de existir templos, Biblias y es posible que con el desastre  hasta la FE, pero mientras esto ocurría dentro de mi ser pasaba una etapa de mucha paz cuando pensaba en ellos y a los pocos días me tropecé con un escrito de un japonés, su carta a la humanidad: Aquí donde estoy, ya no es como era antes, a mi alrededor no existen casas, solo pedazos de algunas y muchos escombros; de mi casa lo único que queda es el portal y una llave de agua donde voy cada mañana a lavarme la cara yo y otros con quien estoy aquí.  Perdí todo lo que tanto luche en tener, perdí mi hogar, mi carro, mis muebles, en fin perdí todo lo que hice por muchos años que fue trabajar para poder tener estas supuestas comodidades. Hoy estoy rodeado de algunas personas que vivían en el vecindario pero no las conocía, es increíble vivir rodeado de personas y no saber quiénes son, en el grupo donde estoy somos 12 en total, todos dormimos en un salón de una de las casas, no tiene ventanas ni tampoco puertas, solo un techo donde hemos colocado algo en el suelo para dormir. Mi vida ha cambiado, hoy me doy cuenta que no necesito mucho de lo que tenia, hoy me siento libre al ver que aquí duermo con gente que hoy son familia y hemos experimentado el sentido de vivir, durante el día nos sentamos justo afuera y charlamos en otros instantes cocinamos cuando nos traen las provisiones, nos han ofrecido ir a un lugar seguro pero de verdad aquí nos sentimos a gusto. He descubierto que tan equivocado vivía lleno de cosas materiales solo por seguir el ejemplo de la sociedad, por ser uno más, hoy me he despegado de todo, ya nada es más importante que el poder estar en paz, en paz con Dios y conmigo mismo; aquí nadie se siente inseguro a pesar de no tener seguridad, otros grupo de personas se logran ver alrededor y nadie parece estar en pánico ni en dolor, es irónico pero se siente paz, una paz que no sentía por el agobio de toda la rutina que tenia en mi vida…  La carta seguía y de verdad que tantas lágrimas salían de mis ojos al ver como Dios nos habla. Japón perdió todo, pero no perderá su FE, que los hará nuevamente levantarse, así como ese señor que experimenta el cambio veremos día a día como las personas irán despertando de lo que la sociedad nos ha hecho creer que vinimos a hacer aquí.

Sentimos la necesidad de tener y tener, poseer tanto y mucho mas innecesario y no pensamos que nada nos llevamos solo acumulamos y acumulamos y nos hacemos esclavos de las pertenencias materiales, vivimos gran parte de nuestra vida solo luchando por lograr tener y tener, luego miramos al vecino y decimos tengo más que El y nos sentimos “MAS” pero luego llega la realidad y despertamos dándonos cuenta que mañana ese objeto ya lo cubre el polvo y dejo de darnos la felicidad que nos daba y así llega otro y otro; hoy mi mensaje viene enfocado a otra dirección, que he tocado ya anteriormente y es el de dar, el dar todo eso que cuando miramos a nuestro alrededor no usamos, no nos da felicidad, todo eso que se ha acumulado y no nos sirve ya, mientras otras personas pueden ser felices con lo que guardamos inadecuadamente por pensar que es “MIO” la verdad es que Dios nuestro padre dice: “todo lo que existe en mi casa es de todos” ¿porque queremos acumular y dejar a nuestros hermanos sin nada?. Reflexiona y mira a tu alrededor y simplemente da, da lo que ya no uses o lo que acumulas. La Tierra está cambiando y nosotros también vamos en camino a una evolución, deja todo lo que no necesitas y camina hacia el nuevo cambio.

 

Dios es amor, Dios eres tú, Dios está en ti, Dios es todo. Me he identificado más que con las dogmas con la Espiritualidad, esa que me permite ser libre y elegir sin normas ni leyes, esa que me hace hablar con Dios de tu a tu, esa que me permite encontrarlo en donde vaya, sin necesidad de tener que visitarlo en domingo. Mi Dios está conmigo cuando escribo y cuando corro también, cuando dudo me habla y cuando no cumplo no me castiga me instruye. Me uno a la Espiritualidad por lo que me ha enseñado sabiduria y me ha ayudado a despegarme de lo innecesario, pero no critico a las dogmas sino las comprendo y las respeto porque sé que ellas hablan también de mi Dios.

 

El mundo está en un cambio que ya comenzó, es hora que tu cambies, es hora que dejes todo y avances a la nueva era que nos está llegando y ansiosa espera que le vayamos a recibir ¿Quieres llevar todo eso acumulado a cuestas?  Yo no, iré ligero y muy liviano para poder correr y ser uno de los primeros que logre verla y pueda recibir

“Voy de vuelta a mi fuente”. Creeré más en mí y en mi intuición y sé que muchos lo harán también, estamos despertando poco a poco y en todas partes del mundo, tú sabes quién eres y a quien me refiero.

Namasté.

 

trasformación

 

 

 

la melodia…


Llueve, ah parece primavera, vientos fríos y cálidos reflejos del Sol, comienza un nuevo ciclo; la primavera es una estación del  año donde aprendo mucho, suelo ver cómo trabaja la naturaleza, saliendo de un frio Invierno prosigue una hermosa Primavera, sus lluvias, sus flores, su polen, su germinación es simplemente fascinante poder ver como todo es perfecto.

Otra lección más en mi haber y a eso le agradezco, porque sus lecciones son inagotables, insaciables, incansables, todo sumamente todo lo que aprendo de la fuente es simplemente como ella es, perfecta. Me preguntaba hace unos días como es que conviviendo con tantas personas a mi alrededor existen tantas diferentes prioridades para cada una; observo mientras la naturaleza me regala la oportunidad de ver naranjos y siempre nos dan su fruto, observo como camino por la playa y los cocoteros nos dan cocos y pregunto por qué no damos nuestro fruto? Irónicamente todos tenemos un don, es una melodía que llevamos por dentro, muchos mueren o sacrifican sus vidas por evitar a que ella suene,  la naturaleza nos muestra su habilidad y su sabiduría, mientras mas y mas nos adentramos en el mundo físico más nos alejamos del mundo espiritual, y es allí donde logramos conseguir esa melodía tan hermosa que debemos tocar.

No puedo imaginar mirar a un naranjo dándome peras, tampoco me puedo imaginar aun limonero dándome papas, lo hermoso de la naturaleza es que no lucha por deleitarnos con sus melodías, con sus esencias, con su don. Existen personas que tienen un don y son incapaces de usarlo por razones a las cuales llamo “necesidades”, veo como día a día cantidad de personas se dedican a una carrera por el simple hecho de que “gano buen dinero”. Nuestro mundo seria más homogéneo si tuviéramos más personas deleitándonos con sus melodías a cambio de sus intereses por un mundo físico.

Hace ya un tiempo me viene la melodía de hacer lo que hago con este blog, a pesar de que no vivo de él, me llena y me alimenta espiritualmente mucho más que el trabajo donde consigo el dinero y mientras más tiempo dedico a mi melodía mejor suena y mas la oyen otros de quienes aprendo y aprenden.

No permitas que tu melodía sea sacrificada por otras razones, Dios o tu fuente te envió aquí con un propósito, medita sobre cual es y como debes hacer para que esa melodía suene, que se oiga fuertemente y melodiosamente con otras y así conseguir el balance de tu ser.

El día que comprendamos que todos debemos actuar bajo nuestra esencia, será el día que encontremos la explicación del porque en los bosques aunque arboles todos distintos, ninguno lucha por sobrevivir y todos viven en armonía y tocando sus melodías.

“Voy de vuelta a mi fuente”. Creeré más en mí y en mi intuición y sé que muchos lo harán también, estamos despertando poco a poco y en todas partes del mundo, tú sabes quién eres y a quien me refiero.

Namasté.

 

naturaleza

 

 

 

tu fuente…


el mar

Los océanos, las montañas, la naturaleza, todo en absolutamente todo lo que observamos que es natural es grandioso, por ser eso, natural, por ser inmenso, por ser unico. No existe en algún momento de tu vida que hayas estado delante de uno de ellos y no hayas quedado sin aliento, cuando algo así nos ocurre es cuando reflexionamos, es cuando recordamos de dónde venimos, que somos,  somos igual y semejante a nuestro creador a nuestra fuente. Un instante delante del mar es fascinante, tenemos sonido, textura, cambios de temperatura, momentos de reflexión, visiones, lo mismo ocurro si vas a la montaña, el rodearte de rocas, quebradas, riachuelos, arboles, en fin cualquiera que sea la ocasión que elijas si te encuentras rodeado de naturaleza o algo natural que no ha sido creado por el hombre, detente un instante y percibe que se siente, lograras sentir tu fuente creadora, sentirás como te llegan vibras energéticas es como recargarse.

Absolutamente todos, por una u otra circunstancia que sea que se presente la ocasión, tenemos en un momento de nuestra vida algo ENORME que crear, que superar, que liberar, que aprender, cualquiera que sea la razón, todo está basado en un mismo principio, es un principio muy básico y fácil de comprender. Cuando confrontamos algo que esta fuera de nuestro alcance, existe una forma de llegar y es recurriendo a nuestra fuente creadora o Dios, por que hacerlo? Porque, si asumimos que todo es creado por Dios, o como lo llamemos, por que, no preguntar a la fuente como solucionar la aritmética, debería esa fuente tener la respuesta.  La gran mayoría de los hombres comenten el error de cuando están perdidos  no preguntar por donde puedo ir para conseguir “X” o “Y” dirección o lugar al cual se dirige, con suma seguridad su pareja (mujer) le recomienda hacerlo “el preguntar”,  es muy cierto que el sexo femenino tiene mucho mas intuición que el masculino, pero cuando vamos a la práctica de otra situación, llámese resolver algo, son las del sexo femenino las que pierden la paciencia antes que los hombres, en general es lo que nos hace balanceados. Cuando aplicamos el punto de recurrir a la fuente, sea cual sea, la fuente basado en el principio de encontrar una dirección, como decía, notaremos que si preguntamos siempre recibiremos una respuesta. Aplica esto en tu día a día y recurre a tu fuente, a tu creador, a tu universo, a cambio de buscar una respuesta y seguir dando vueltas y perdiendo el tiempo, decía una gran maestra: Conny Mendez “Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba” se refería en el mundo físico y el mundo espiritual, si funciona para solucionar un problema en el mundo físico como no ha de funcionar en el mundo espiritual? A todo lo que tengas en tu mente que te mortifique que te aturda o veas imposible de resolver, recuerda de ir a donde está el manual de instrucciones, recurre a tu fuente, y si aun dudas pues mira a tu alrededor y observa todo lo que creado por tu fuente y aunque ha existido miles de años aun todo está perfecto y no importa qué tiempo transcurra todo estará perfecto. No olvides que, quien mejor para darte una respuesta de lo que necesitas saber que su CREADOR.

Tu fuente esta siempre en ti, es tu enciclopedia de la vida se llama Dios, intuición, óyele, créele y experimenta las grandezas que aun esperan para ti, no me creas observa a tu alrededor cuando estás en contacto con las grandiosas maravillas naturales, no podrían ser creadas por nadie solo por la fuente y quien mejor que la fuente para guiarte y dejarte saber cómo conseguir respuesta a tus inquietudes.

Regresando a mi fuente, a mi creador, a mi Dios!

Namasté

ver y oir…


Por días y días me ha venido a la mente la idea de la tragedia de Japón y recordándola con la de Chile y Haití, es solo un reflejo de que todo está en cambio. El cambio ha comenzado ya hace un tiempo, es necesario e inevitable; todo cambio trae consigo frustración, agonía, choques emocionales, etc.

Sera a lo que la llamada Biblia nos indica como el fin del mundo? El cambio climatológico, el cambio de ambiente, los desastres naturales, son todos partes de la nueva evolución que esta ocurriendo. Si regresamos un poco en la historia notamos como nuestro planeta ha estado en una constante evolución a través del tiempo, por que ahora pensamos que dejara de hacerlo? Lo ocurrido en Japón a pesar de ser una tragedia es una evolución, es una transformación, seguimos mirando como muertes asociado con algo malo, si es cierto que el instante es traumático, pero no morimos solo pasamos a otro nivel, además si partimos del concepto al cual comparto, somos seres indestructibles, perfectos e infinitos, nuestro espíritu es perfecto, solo lo hacen imperfecto los que dan vida a sus imperfecciones.

Si nuestro planeta no se ve afectado de los cambios, que nos hace pensar que evolucionaremos, la era de la prehistoria fue un cambio global, ahora nosotros disfrutamos de la energía de los fósiles, pero te has preguntado el caos que vivieron ellos cuando los cambios? Todos los cambios son de una u otra forma beneficiosos, quizás no sea para los de esta generación pero no podemos pensar egoístamente de que no servirán para un futuro.

Toda tormenta por más grandiosa y poderosa que sea, conformando su fuerza destructora por parte de sus vientos, ráfagas y duración trae consigo un núcleo sereno. Esto lo podemos aplicar a nuestra vida, todo ser humano vive en momentos un torbellino de problemas, pero si buscamos en nuestro núcleo, nuestro centro, en nuestro DIOS, allí conseguiremos la calma y paz necesaria para soportarla. La naturaleza nos enseña con todo lo que nos ofrece; dentro de toda PAZ existe un torbellino y viceversa. Para lograr oír el silencio debemos hacer callar al mismo y aun allí debemos conseguir la paz, pero tan pronto logramos el estado veremos que volvemos a un torbellino.

Evolucionar es cambiar, estoy comenzando a entender que los cambios aunque no son fáciles de digerir son necesarios, para poder entenderlos debemos actuar como actúa la fuente, nuestro creador, Dios, el universo, como sea que lo llamemos; mientras más nos identificamos con la fuente más cercanos estamos a entender los cambios y la evolución.

Nuestro planeta comienza a cambiar, pero cuando cambiaran las personas? Siendo seres inteligentes y razonables aun no entendemos que todo evoluciona y no podemos detenerlo y si somos participes de esto, todos nos beneficiaremos porque generara un entorno positivo alrededor de toda la humanidad. Japón quedo desbastado completamente y hoy pregunto, sabes que te queda de todo esta vida que vives aquí? Yo creo que todo lo bueno que hagas, a quien ayudes, a quien enseñes, a quien guíes, a quien levantes, a quien ames. Las personas aun siguen viendo la película repetida una y otra vez, pero no logran ver el trasfondo, todo en Japón se perdió pero aun teniendo deudas y gastos los países salieron a ayudar. Que concepto tan básico, que ironía que se repite y repite, que horror que todos tenemos una etiqueta que nos identifica, debemos esperar un desastre para poder tender la mano, las reservas federales del mundo son imaginarias porque el mundo jamás podrá recuperar la deuda que ha sido creada por el mismo ser humano, pero si todos obráramos en buena FE y compartiéramos lo que tenemos con nuestros hermanos dejaría de existir el concepto de escases que hay en el mundo. Mientras millones de toneladas de comida se botan en países por no ser consumidas, muchos países en el África pasan días sin ver un trozo o desperdicio de alimento.

Sé que con mi voz logro emitir vibra y como toda energía llega a algún lugar donde es recibida, mi labor no es ser reconocido pero si el contexto que todo esto encierra.

Podremos tener mucho, pero si no tenemos con quien compartirlo no servirá de nada.

“Voy de vuelta a mi fuente”. Creeré más en mí y en mi intuición y sé que muchos lo harán también, estamos despertando poco a poco y en todas partes del mundo, tú sabes quién eres y a quien me refiero.

Namasté.

luna