lo innecesario


Cuando suelo estar en silencio y logro el equilibrio es allí en ese instante cuando mi voz interior me habla y me prepara a darme información, lecciones, detalles y me alerta sobre lo que me quiere decir. En estado normal lo único que solemos oír es la voz del exterior, las personas, los ruidos, pero cuando mantenemos silencio y logramos subir a una frecuencia o vibración un poco mas alta es cuando entonces nos de-sintonizamos de lo común o cotidiano. Aprovecho el tiempo que le dedico a esta actividad porque es allí donde nutro mi ser de información, de respuestas y explicaciones.

En lo particular por ser seres de costumbre y llevar en nosotros un programa pre-establecido hace que mucha de las rutinas que deberían ser sencillas sean mas complicadas, solemos complicar muchas cosas y después le buscamos alguna explicación lógica para de esta forma descubrir que desde el principio lo único que hemos hecho es confundirnos y confundir a nuestras generaciones. El ejemplo de un día cotidiano te dará la explicación que trato de hacer entender, fíjate en un día cualquiera y analizalo, si no recuerdas alguno en particular entonces analiza el día que prosigue y cuando tomes alguna decisión o hagas algo en particular observa tu comportamiento y mírate como ves en ese instante la decisión que tomas. Intento de ser un poco mas claro con lo del ejemplo pero supongamos que no se aclara, entonces has esto: trata de anotar todo lo que haces en tu día, y las decisiones que tomas, el tiempo que dedicas, las cosas que mueves, lo que te angustia, etc. Si logras llevar con secuencia tu película veras como pierdes mas tiempo del necesario pensando en tus líos, problemas, rompecabezas y demás. Recuerda que tenemos la capacidad de lograr infinito, el universo se arrodilla ante nuestras peticiones, el deseo es nuestro y lo único que debes hacer es PENSAR en lo que deseas; mira como pierdes tiempo tratando de resolver problemas que te quitan tiempo, líos que no son tu obligación, rompecabezas donde ocupan parte de tu felicidad y las convierten en preocupaciones.

Te propongo algo, el siguiente ejercicio es muy sencillo, es tan sencillo que es muy probable que no lo puedas hacer, y la razón por lo que digo esto es que solemos buscar lo mas complicado para pensar que allí si esta el secreto. La realidad del ejercicio es tan cierta que si lo haces, veras como has perdido tiempo innecesario en otras cosas que a la final no te llevaron a mucho; ahora es tan básico y tan simple que el problema es que lo dejaras de hacer porque creerás que no funciona.  Anota en un papel 5 cosas que deseas, no quiero enterarme de que anotaras solo hazlo, y para ayudarte un poco anota algo que desde hace tiempo has deseado, “un reloj”, “un traje”, el gusto es tuyo; no permitas que nada interfiera el camino de transmisión entre tu y tu pedido, no dejes entrar dudas, ni pensamientos vagos, solo riega como si fuera un jardín, allí  con detalles que tu le has dado y de la forma que le imaginaste así lo veras. Captas la idea?, pues en fin el propósito es sencillo “no dejes entrar basuras a tus ojos y solo veras tus deseos cristalinos como el agua”.

He escrito esto hoy porque siento que perdemos mucho tiempo tratando de descifrar cosas que no son para nosotros, pero a cambio tenemos el poder de disfrutar de todo lo que deseemos. Cuando desees algo dale la importancia que se merece y allí a tus pies llegara, si permites que se turbe tu vista, también se opacara tu deseo, no permitas que el cristal con el que miras tus deseos y anhelos sea turbio, mantenlo cristalino siempre y permite que la luz concentrada lo atraviese y de allí logres ver esa llama de fuego que es el resultado del deseo que por mucho quisiste tener en tus manos.

No sabemos cuanto tiempo nos queda para disfrutar, pero si sabemos que es nuestra elección el saber como lo queremos hacer, entonces porque no haces ya desde hoy una lista de cosas que te llenen de adrenalina el corazón y le dedicas todo el deseo para poder de esta forma darle el color que se merece tu vida, atrévete a anotar cosas que aunque parezcan alocadas son tus deseos, Viajar en submarino, volar en globo, saltar al vació, gritar en una cueva, sentir el frio, ir al mar, las peticiones son infinitas, todo lo que deseamos es posible, si lo pedimos con gran deseo y constancia. Llena tu días de retos y aventuras y no las abandones, cuando las cumplas veras que placentero se siente, así vendrá la próxima aventura y así sigue una secuencia de eventos que harán de estos años los mejores que viviste, el momento es YA! no pierdas mas tu felicidad en preocupaciones sin solución, la solución esta en algún lugar, tu propósito es disfrutar de tus anhelos y locuras.

Tu vida es como tu deseas que sea, hazla placentera y gozaras mucho !!!

Vida Efímera


Si pudiésemos tener consciencia de lo efímera de nuestra vida, tal vez pensaríamos dos veces antes de ignorar las oportunidades que tenemos de ser y de hacer a los otros felices.

Muchas flores son cortadas muy pronto; algunas apenas pimpollo. Hay semillas que nunca brotan y hay aquellas flores que viven la vida entera hasta que, pétalo por pétalo, tranquilas, vividas, se entregan al viento.

Pero no tenemos como adivinar. No sabemos por cuanto tiempo estaremos disfrutando este Edén, tampoco las flores que fueron plantadas a nuestro alrededor. Y nos descuidamos a nosotros mismos y a los otros.

Nos entristecemos por cosas pequeñas y perdemos un tiempo precioso.

Perdemos días, a veces años. Nos callamos cuando deberíamos hablar, y hablamos demasiado cuando deberíamos quedar en silencio.

No damos el abrazo que tanto nos pide nuestro corazón porque algo en nosotros impide esa aproximación.

No damos un beso cariñoso “porque no estamos acostumbrados a eso” y no decimos lo que nos gusta porque pensamos que el otro sabe automáticamente lo que sentimos.

Y pasa la noche y llega el día; el Sol nace y adormece, y continuamos siendo los mismos.

Reclamamos lo que no tenemos, o que no tenemos lo suficiente.

Y nos consumimos, comparando nuestra vida con la de aquellos que poseen más.

Y si probáramos compararnos con aquellos que poseen menos?

Eso haría una gran diferencia!

Y el tiempo pasa.

Pasamos por la vida y no vivimos. Sobrevivimos, porque no sabemos hacer otra cosa.

Hasta que, inesperadamente, nos acordamos y miramos para atrás. Y entonces nos preguntamos: Y ahora?

Ahora, hoy, todavía es tiempo de reconstruir alguna cosa; de dar un abrazo amigo; de decir una palabra cariñosa; de agradecer por lo que tenemos.

Nunca se es demasiado viejo, o demasiado joven, para amar, para decir una palabra gentil, para hacer un cariño.

No mires para atrás. Lo que pasó, pasó.

Lo que perdimos, perdimos.

Mira hacia adelante!

Todavía hay tiempo de apreciar las flores que están enteras a nuestro alrededor.

Todavía hay tiempo de agradecer a Dios por la vida, que aunque efímera, aún está en nosotros.