El dial de tu radio


Era una tarde hermosa como cualquier otra y ya finalizando el día, me encontré con un gran tráfico de regreso a casa; como de costumbre encendí mi radio y comencé a oír un poco de música para calmarme y a la vez distraerme del embrollo de automóviles, después de una hora, en mi mente comenzó a surgir el silencio y la radio poco a poco  empezaba a oírse cada vez más bajo. Comencé a descubrir también la importancia y el sentido que el dial tiene con nuestras vidas;  nunca me había percatado de esto  antes, mas sin embargo, si existe algo que llena mi vida, es la música y  tanto  a mí como a muchos les alegra el día y hasta la vida!.

Suelo oír música clásica, pop, rock, bailable, ambiental, etc., y lo más que me atrae de la tecnología de hoy es que logramos oírla con una calidad y nitidez espectacular, lo que hace aun mayor razón para usarla como parte de mi vida.

Seguí dándoles vueltas a este descubrimiento y comencé a analizarlo como algo que podemos aplicar fácilmente en nuestro día a día; muchos hemos formado y cristalizado ideas y a su vez les hemos dado vida propia, transformando algo simplemente de la nada en cosas o situaciones que nos logran gobernar, con esto me refiero a que en oportunidades solemos mencionar la “mala suerte” , y si bien esto es cierto, considero que sucede cuando no estamos alerta con nuestro propio YO y por ende con nuestra intuición, porque el estar alerta nos permite entender que hay momentos donde sentimos  lo que denominamos “corazonadas” y sin dudar las seguimos y luego descubrimos que actuamos de la forma acertada.

Por lo tanto, todos tenemos un dial en nuestra vida, en el cual encontramos muchas estaciones de diferentes frecuencias, como ya sabemos, todo tiene una frecuencia, una vibración; así como sucede con la radio cuando buscamos ese dial que nos agrada. Cuando en tu día te tropieces con alguna persona o situación que no sea de tu agrado o sientas que tu vibración (vibra) o frecuencia se sienta afectada, solo debes recurrir a tu dial interno y cambiarlo, al hacerlo el entorno cambiara con él; sintoniza  la emisora que desees oír en ese instante.

Cuando nos provoca oír rock, colocamos el dial en la frecuencia adecuada y allí oímos rock, si es clásica, lo que hacemos es cambiar el dial a la frecuencia de clásica y allí sintonizamos dicha selección, así que cuando sientas que tu entorno no es grato, simplemente cambia tu dial y sintoniza el que debes o quieres oír. Quizás al principio deberás poner toda tu atención, y poco a poco lograras sintonizar de una forma fluida y afinada descubriendo que tu entorno será cada vez mejor y en sintonía contigo mismo. Así como en tu radio oyes las melodías de tu frecuencia, de la misma forma te verás rodeado de personas sintonizando tu misma frecuencia, tus mismas melodías, esto es a lo que suelo llamar estar en balance. Al estar en balance todo fluye y todo es perfecto, es estar sintonizado con la frecuencia del balance individual y colectivo.

Recuerda que mientras mas consciente estés de esto y más lo practiques, más serán las personas y situaciones que llegaran a ti y tú a ellas con la frecuencia que tú mismo hayas seleccionado en tu dial. Por eso te invito a que sintonices la emisora de la felicidad, de  la abundancia, de la armonía, del amor, de la familia; sintoniza tu alma en la frecuencia de todo lo que desees  y así mismo recibirás las respuestas que deseas escuchar.

Olvida la “mala suerte”, entiende que lo que te rodea es el resultado de las frecuencias que has colocado en tu dial.

Cada día tienes en tus manos la oportunidad de colocar en tu dial las melodías que desees oír y estar rodeado. Se feliz, agradece por serlo y transmítelo.

Éxito en tu dial y que suene la música de la FELICIDAD!

el reto llego


Yo quiero mucho por eso me exijo, si sufro por mi exigencia es parte de mi aprendizaje y sabré que cada gota que sude será un paso más hacia la meta; ya cerca de mis 40 años para muchos, el casi límite de subida, para mí solo una pista para despegar y comenzar a experimentar el sabor del éxito. En esta etapa lograre usar toda esa enseñanza que recolecte en mis días y noches, he escrito una agenda llena de muchas tareas por cumplir y cada día que pasa, más se agrega por eso no tengo tiempo para perder, es el momento que esperaba, el momento que soñaba, es el instante que me inspire en decirme HOY es el día.

Hoy es mi principio, es mi nacer, es mi llegada, es el abrir de ojos; cuando la vida nos ofrece una segunda oportunidad para vivir la vemos como un inicio y este es el MIO, en los próximos días plasmare la mía, para muchos una derrota, para mí una coraza y un fuerte escudo que protege mi corazón. Hoy comencé ya con nuevos retos y arduas tareas por cumplir, en esta etapa seré mejor y más cauteloso, más arriesgado y más firme y por encima de todo más humilde.
En el pasado siempre fui muy competitivo en el ámbito deportivo, lo que me enseño que la vida es una competencia y hay que ganarle al más duro rival, TU. Ahora que ya tengo las herramientas y un gran equipo para seguir adelante estoy listo para volar  y dejar ver los colores de mis triunfos que serán a fuerza de sacrificios y ganas de seguir,  para poder compartir con todo mi gran y fiel equipo como mi familia, mis padres, mis hermanas, mis sobrinos primos y por demás familiares, además de ellos cuento con mis grandes y fieles amigos que siempre me han iluminado en la oscuridad, con una mujer que decidió unirse a esta aventura, a ella por ser tan aventurera y arriesgada abrí mi corazón y es parte de mí ya y cuento por supuesto con mis enseñanzas y con mis ganas de triunfar.

Ahora que nací de nuevo, quiero conquistarlo todo, no quiero perder instantes en cerrar mis ojos para dormir sino para imaginar cómo crear maravillas, no deseo discutir y perder tiempo sino dar un “Si” y dejar que ellos lo pierdan, en esta etapa correré maratones, hare obras de arte, escribiré, amare, guiare, y ante cada cosa que haga seré feliz.  A mis 40 habré renacido en el hombre que siempre soñé ser, no me dejare caer, ni dudar por nada ni nadie, creeré firmemente de mis capacidades y virtudes, y con ellas guiare a otros a seguir, no les dejare morir ni quedarse atrás pues el abandonar no es una de las cosas que existirán, ahora que todo lo tengo, hare lo que nunca tuve.

En oportunidades nos dejamos llevar por escusas y palabras que oímos y hoy quiero decirte que tú como yo puedes RENACER, a ti que de una u otra forma estas desalentado, deja de excusarte y renace.

Hay personas enfermas, hay ancianos, hay ciegos, hay madres, hay pobres, hay gordos, hay feos, hay, hay, hay…hay tanto que debemos dejar de ser y ser tanto que no somos, que hoy es el momento de decir, mi vida será un reto! Coloca en tu calendario metas que jamás pensaste te trazarías y síguelas, súdalas, llóralas,  saboréalas y siéntelas…veras como tus años poco a poco comienzan a quedarse atrás, adelántate y alcanza al joven, camina delante de él y muéstrale el camino al EXITO, ese camino que todos vemos en los triunfadores es amplio y ancho, es alcanzable y se puede lograr, no coloques escusas en tu vida que opaquen quien eres, ni lo que puedas ser. El instante en el que sientes que lo puedes lograr ha llegado, si quieres triunfar solo dilo, decrétalo y siéntelo y así con esa convicción el camino ya estará dado para TRIUNFAR.

Haz una lista de lo que deseas lograr, síguelo y manifiéstalo, tómalo como medicina recetada por el doctor, sube su dosis y si necesitas, usa la sobredosis, no permitas que la rutina te alcance,  rompe el disfraz que llevabas y permite que esa energía que te ha llenado en este momento no deje desde ahora de funcionar. A ti que deseas triunfar tanto como yo quiero felicitarte y decirte que bienvenido al mundo irreal donde solo viven los que sueñan y los que hacen que esos sueños se hagan una realidad, aprende como lo hizo Walt Disney y visualiza tu meta cada día mas inmensa y el día que llegues serás todo un triunfador.