aquel día…


Me dedico a hacer la gente sonreír, a plasma en las personas gratas impresiones y hacer que permanezcan en ellos por largo tiempo. Dedicar tiempo a esto es algo que me agrada y me hace feliz a mi también, poder ver que entre dudas e indecisiones logro conseguir robar de estar personas ideas me hace sentir muy bien, no por robar como tal sino porque de alguna forma les clarifico y les identifico proyectando en mi mente sus deseos.

Quizás ahora que lees es muy posible que mi profesión te haya producido una inquietud, una sensación de que lo asemejas a algo gracioso o muy divertido, para mí lo es de cualquier forma que lo mire. No soy payaso ni doy discurso de monólogos, soy remodelador de casas; así me gusta titularme. Lograr crear en mi mente un proyecto y aun sin existir en papel próximamente quede tatuado en cada hogar que visito me hace muy feliz.

Al entrar a una casa mi mente se convierte en un largo y amplio lienzo donde comienzo a apuntar ideas y notas imaginarias haciendo ciertas preguntas a las personas que influirán en mi proyecto, por ejemplo: colores, materiales, texturas, ideas, etc. Luego comienzo a poner a mi mente a funcionar, toda la magia ocurre al poco rato de alejarme del proyecto; comienzan a llegar ideas y soluciones al problema. ¿Cuál es el problema? El problema es hacer de algo que no existe algo que existirá y cause una grata impresión y  un permanente recuerdo del momento. El poder ver las expresiones en las caras de estas personas es algo que no tiene precio, es algo que realmente vale oro.

Un día esta persona que tan feliz le hacía ver estos rostros felices se opaco, su vida se comenzó a llenar de situaciones y momentos que le causaban frustración, inquietudes; inclusive le comenzaron a desajustar parte de su vida. De pronto comenzó todo a nublarse, aun le encantaba ver rostros felices, su comportamiento era el mismo siempre pero dentro de su per exista esa inquietud de tantos problemas que su vida tenia, era un saco de plomo que por instantes lo desplomaba; cosas que comenzaban a tomar peso en su vida poco a poco y que por más que insistía en no dejarse doblegar era muy duro el no hacerlo. Logra ver cómo mientras sus proyectos eran tan exitosos su cuenta en el banco siempre estaba en rojo, él sabía que estaba haciendo algo bien logrando ver estas personas sumamente orgullosas y felices de sus logros y como plasmaba esas ideas que ellos eran turbias. Un día le llego a su mente una idea irónica, el trabaja duro sin tiempo para otra actividad, dedicaba altas horas a su pasión, era alguien con unos dones natos dados por la naturaleza, no existía nada que no pudiera recrear una vez que su imaginación lo creaba. Aquel día pensó y se dijo a sí mismo, trabajo tanto y nunca logra tener lo que deseo, al menos poder tener una vida tranquila y una estabilidad financiera; mientras veía que en casas realizaban costosas remodelaciones y veía como existía derroche y sin embargo a pesar de ser exitoso no lograba conseguir esa pieza mágica que le daría tranquilidad. Paso tiempo y de pronto un día se juntaron problemas de muchas clases: le habían dicho que tendría que mudarse con muy poco tiempo, además de eso, el tenia una hermosa hija que era una niña grandiosa, pero la madre le solía hacer el tiempo imposible, martirizaba a la bella niña creando en ella un rechazo de su padre; el por su lado deseaba enormemente poder dedicarle tiempo a su hija, pero por razones obvias existían gastos que cubrir, cuentas que pagar, problemas que resolver y aun así debía seguir buscando caras que tenía que hacer sonreír, ese dia otra noticia opaco su dia tenia cuentas que pagar, su esposa estaba en casa y el trabajando cuando de pronto se entero que no tenia dinero ni comida, asi mismo se hablo internamente y dijo, “Me van a botar de donde vivo, se me complica el poder compartir con mi hermosa hija por la distancia y el tiempo, además se que cada noche aunque sea un beso me espera al llegar, ¿pero porque no logro ofrecer a mi familia una normal donde no escasee nada de lo escencial?. Por instantes el hombre se preguntaba ¿Que hago sacrificando tanto por nada? Trabajo duro solo para conseguir una sonrisa y aun así no tengo ni para comer ni vivir; el sabia que sus precios eran razonables, también sabía que su trabajo era excepcional  y que sus clientes quedaban muy satisfechos pero aun así su cuenta en el banco siempre era predominante por el color rojo.

Sé que existen muchas personas que pueden identificarse con la historia, que de alguna manera pueden llevar el ejemplo a su caso en particular. Yo en mi caso sigo pensando que a pesar de no lograr ver el color azul en el banco, existe algo mucho más importante que es la satisfacción de poder ver a personas ajenas sonreír cuando logras algo que en su mente es solo un bosquejo.

 

Continuara…

el reto llego


Yo quiero mucho por eso me exijo, si sufro por mi exigencia es parte de mi aprendizaje y sabré que cada gota que sude será un paso más hacia la meta; ya cerca de mis 40 años para muchos, el casi límite de subida, para mí solo una pista para despegar y comenzar a experimentar el sabor del éxito. En esta etapa lograre usar toda esa enseñanza que recolecte en mis días y noches, he escrito una agenda llena de muchas tareas por cumplir y cada día que pasa, más se agrega por eso no tengo tiempo para perder, es el momento que esperaba, el momento que soñaba, es el instante que me inspire en decirme HOY es el día.

Hoy es mi principio, es mi nacer, es mi llegada, es el abrir de ojos; cuando la vida nos ofrece una segunda oportunidad para vivir la vemos como un inicio y este es el MIO, en los próximos días plasmare la mía, para muchos una derrota, para mí una coraza y un fuerte escudo que protege mi corazón. Hoy comencé ya con nuevos retos y arduas tareas por cumplir, en esta etapa seré mejor y más cauteloso, más arriesgado y más firme y por encima de todo más humilde.
En el pasado siempre fui muy competitivo en el ámbito deportivo, lo que me enseño que la vida es una competencia y hay que ganarle al más duro rival, TU. Ahora que ya tengo las herramientas y un gran equipo para seguir adelante estoy listo para volar  y dejar ver los colores de mis triunfos que serán a fuerza de sacrificios y ganas de seguir,  para poder compartir con todo mi gran y fiel equipo como mi familia, mis padres, mis hermanas, mis sobrinos primos y por demás familiares, además de ellos cuento con mis grandes y fieles amigos que siempre me han iluminado en la oscuridad, con una mujer que decidió unirse a esta aventura, a ella por ser tan aventurera y arriesgada abrí mi corazón y es parte de mí ya y cuento por supuesto con mis enseñanzas y con mis ganas de triunfar.

Ahora que nací de nuevo, quiero conquistarlo todo, no quiero perder instantes en cerrar mis ojos para dormir sino para imaginar cómo crear maravillas, no deseo discutir y perder tiempo sino dar un “Si” y dejar que ellos lo pierdan, en esta etapa correré maratones, hare obras de arte, escribiré, amare, guiare, y ante cada cosa que haga seré feliz.  A mis 40 habré renacido en el hombre que siempre soñé ser, no me dejare caer, ni dudar por nada ni nadie, creeré firmemente de mis capacidades y virtudes, y con ellas guiare a otros a seguir, no les dejare morir ni quedarse atrás pues el abandonar no es una de las cosas que existirán, ahora que todo lo tengo, hare lo que nunca tuve.

En oportunidades nos dejamos llevar por escusas y palabras que oímos y hoy quiero decirte que tú como yo puedes RENACER, a ti que de una u otra forma estas desalentado, deja de excusarte y renace.

Hay personas enfermas, hay ancianos, hay ciegos, hay madres, hay pobres, hay gordos, hay feos, hay, hay, hay…hay tanto que debemos dejar de ser y ser tanto que no somos, que hoy es el momento de decir, mi vida será un reto! Coloca en tu calendario metas que jamás pensaste te trazarías y síguelas, súdalas, llóralas,  saboréalas y siéntelas…veras como tus años poco a poco comienzan a quedarse atrás, adelántate y alcanza al joven, camina delante de él y muéstrale el camino al EXITO, ese camino que todos vemos en los triunfadores es amplio y ancho, es alcanzable y se puede lograr, no coloques escusas en tu vida que opaquen quien eres, ni lo que puedas ser. El instante en el que sientes que lo puedes lograr ha llegado, si quieres triunfar solo dilo, decrétalo y siéntelo y así con esa convicción el camino ya estará dado para TRIUNFAR.

Haz una lista de lo que deseas lograr, síguelo y manifiéstalo, tómalo como medicina recetada por el doctor, sube su dosis y si necesitas, usa la sobredosis, no permitas que la rutina te alcance,  rompe el disfraz que llevabas y permite que esa energía que te ha llenado en este momento no deje desde ahora de funcionar. A ti que deseas triunfar tanto como yo quiero felicitarte y decirte que bienvenido al mundo irreal donde solo viven los que sueñan y los que hacen que esos sueños se hagan una realidad, aprende como lo hizo Walt Disney y visualiza tu meta cada día mas inmensa y el día que llegues serás todo un triunfador.