El dial de tu radio

Era una tarde hermosa como cualquier otra y ya finalizando el día, me encontré con un gran tráfico de regreso a casa; como de costumbre encendí mi radio y comencé a oír un poco de música para calmarme y a la vez distraerme del embrollo de automóviles, después de una hora, en mi mente comenzó a surgir el silencio y la radio poco a poco  empezaba a oírse cada vez más bajo. Comencé a descubrir también la importancia y el sentido que el dial tiene con nuestras vidas;  nunca me había percatado de esto  antes, mas sin embargo, si existe algo que llena mi vida, es la música y  tanto  a mí como a muchos les alegra el día y hasta la vida!.

Suelo oír música clásica, pop, rock, bailable, ambiental, etc., y lo más que me atrae de la tecnología de hoy es que logramos oírla con una calidad y nitidez espectacular, lo que hace aun mayor razón para usarla como parte de mi vida.

Seguí dándoles vueltas a este descubrimiento y comencé a analizarlo como algo que podemos aplicar fácilmente en nuestro día a día; muchos hemos formado y cristalizado ideas y a su vez les hemos dado vida propia, transformando algo simplemente de la nada en cosas o situaciones que nos logran gobernar, con esto me refiero a que en oportunidades solemos mencionar la “mala suerte” , y si bien esto es cierto, considero que sucede cuando no estamos alerta con nuestro propio YO y por ende con nuestra intuición, porque el estar alerta nos permite entender que hay momentos donde sentimos  lo que denominamos “corazonadas” y sin dudar las seguimos y luego descubrimos que actuamos de la forma acertada.

Por lo tanto, todos tenemos un dial en nuestra vida, en el cual encontramos muchas estaciones de diferentes frecuencias, como ya sabemos, todo tiene una frecuencia, una vibración; así como sucede con la radio cuando buscamos ese dial que nos agrada. Cuando en tu día te tropieces con alguna persona o situación que no sea de tu agrado o sientas que tu vibración (vibra) o frecuencia se sienta afectada, solo debes recurrir a tu dial interno y cambiarlo, al hacerlo el entorno cambiara con él; sintoniza  la emisora que desees oír en ese instante.

Cuando nos provoca oír rock, colocamos el dial en la frecuencia adecuada y allí oímos rock, si es clásica, lo que hacemos es cambiar el dial a la frecuencia de clásica y allí sintonizamos dicha selección, así que cuando sientas que tu entorno no es grato, simplemente cambia tu dial y sintoniza el que debes o quieres oír. Quizás al principio deberás poner toda tu atención, y poco a poco lograras sintonizar de una forma fluida y afinada descubriendo que tu entorno será cada vez mejor y en sintonía contigo mismo. Así como en tu radio oyes las melodías de tu frecuencia, de la misma forma te verás rodeado de personas sintonizando tu misma frecuencia, tus mismas melodías, esto es a lo que suelo llamar estar en balance. Al estar en balance todo fluye y todo es perfecto, es estar sintonizado con la frecuencia del balance individual y colectivo.

Recuerda que mientras mas consciente estés de esto y más lo practiques, más serán las personas y situaciones que llegaran a ti y tú a ellas con la frecuencia que tú mismo hayas seleccionado en tu dial. Por eso te invito a que sintonices la emisora de la felicidad, de  la abundancia, de la armonía, del amor, de la familia; sintoniza tu alma en la frecuencia de todo lo que desees  y así mismo recibirás las respuestas que deseas escuchar.

Olvida la “mala suerte”, entiende que lo que te rodea es el resultado de las frecuencias que has colocado en tu dial.

Cada día tienes en tus manos la oportunidad de colocar en tu dial las melodías que desees oír y estar rodeado. Se feliz, agradece por serlo y transmítelo.

Éxito en tu dial y que suene la música de la FELICIDAD!

Anuncios

7 comentarios en “El dial de tu radio

  1. jackie dijo:

    …Demasiado bello, como todo lo q siempre has escrito…pero a veces como q no cuajamos en la vida y ese dial se le cae el boton…y no lo puedes cambiar,asi quieras,y te montas y te montas en el carro y sigues escuchando la misssma emisora..patetico….hasta q consigues nuevamente el botonsito….si lo encuentras…o peor…te acostumbras a “esa” emisora….mas patetico…

    Pero demasiado lindo…disculpa mi carga de mala vibra..es lo q tengo…sorry..

  2. El Cataro la Torre dijo:

    muy hermoso y cierto.
    que importante es buscar ese dial, esa frecuencia, esa vibraciòn, por ende debemos tambièn cudarnos de muchas cosas comerciales, que sòlo proponen guerras como el comùn denomminador de las peliculas del norte, y sus cultura “infantil” expresadas en comiquitas bèlicas, esto es un dial o una frecuencia muy baja, pero nos “acostumbran” a esto, al entender esto sabremos que no es nuestra tam mencionada “naturaleza humana” no lo es, nuestra “naturaleza” es EL AMOR, la COOPERACIÒN, el trabajo COMUNAL AMOROSO, diario, constante en BUENAS FRECUENCIAS donde todo es màs liviano y pecioso…

  3. Gaby dijo:

    ME RESUENA…
    cuando fue el terremoto fue tan evidente la frecuencia en que elige vibrar cada cual… muchos entraron en panico, pesadumbre, se dejaron impreionar por los medios… Aquello fue MUY EVIDENTE, pues en contraste hubo algunos que lejos del miedo y del desasosiego nos sumergimos en una paz y una comprension ‘incomprendible’ para el resto.
    Pero más Amo el trabajo cotidiano de eligir cada dia a cada instante tu propia frecuencia, irradiendo Amor y PAZ, levantarse y sonreir autenticamente cada dia de manera constante una semana tras otra, sumando meses, años! Alli hay graneza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s