el mejor regalo


Ya a mis 40 he aprendido algo que no conseguí nunca en un libro, pensamos que todo lo que necesitamos aprender está escrito en libros, es expuesto por profesores certificados, licenciados en materia, pero muchas veces y a pesar de pensar como muchos piensas no son solo esas las Fuentes que tenemos para aprender y evolucionar.

Por estos días cuando he sentido la atmosfera cargada me entere que estaba Mercurio retrogrado, para los que les afecta eso, pues entienden que significa, para mí fue desconocido pero comprendí que mi intuición me decía que había algo que no estaba en balance. Es increíble que cuando uno está alineado consigo mismo o con Dios, con el Universo, todo es como que te habla y te orienta. A pesar de sentir que muchas veces estas caminando en vano sigue, si comenzaste por un camino donde fue introducido por tu intuición continua, no siempre es de día, pero la luz llega siempre.

Este fin de semana tuve la suerte de tener el tiempo suficiente para crecer y entender un poco más lo que venimos a hacer aquí. Aprovechaba el fin de Semana Santa y por suerte tenia la grata e inigualable compañía de mi adorada hija, ella con 3 años me enseña lo que pocos libros y maestros me han dado. Estando con ella en el mar experimentaba lo bello que es sentir ser libre e integrado a la fuente de dónde venimos es como poder colocar tu mano y tocar a Dios, el Mar es el símbolo que por imaginación propia asocio con Dios;

¿Por qué?

Pues, Dios es todo amor, Dios es inmenso, Dios llega a todos lados, Dios es de todos, Dios es puro, Dios es indestructible y puedo seguir…El mar es todo amor, nos deleita con sus colores de azules y reflejos de tarde y es amor, El mar es inmenso, rodea todo el mundo en que vivimos, El mar también llega a todos lados no existe lugar donde alguien quede excluido del mar, si quieres ir a estar en contacto con él, solo debes acercarte a El Mar, El mar es puro, no es un producto procesado ni envasado, se limpia y cuida solo, El mar es indestructible también, aunque hoy vayas y tomes unos litros de él, y mañana otros, el seguirá siendo Mar.

Así con ese análisis, cuando voy al mar me relajo y medito sobre lo que necesite y siento que estoy con Dios y allí todo es perfecto. Mi hija me decía papi jugamos con la arena?, claro mi amor vamos a hacer castillos, entonces estuve allí haciendo castillos y aprendí que no importa que tanta arena acabes por usar el mar la vuelve a colocar en su lugar y no se incomoda, mi hija me dijo, ¿papi vamos a agarrar conchas? Y si caminamos y recogimos muchas conchas, ¿papi me acompañas a la orilla? Si mi amor claro vamos a la orilla, así solo así, ella me ensañaba como enseño nuestro maestro Jesús, con parábolas y ejemplos…Pasamos gran parte del día en el mar, entre otras más actividades y juegos que hicimos, veía los ojos resplendentes de mi hija, sentía que algo estaba por ocurrir, luego hubo un momento donde me desconecte y sentí como que era parte de lo que debía experimentar, así que mi hija comenzó a lanzarme bolas de arena y allí comenzamos con guerra de bolitas de arena, para más tarde terminar en el agua ambos metidos y ella en mis hombros feliz cantando una de sus melodías. El momento mágico llego justo cuando nos íbamos, entonces se quedo dormida y solo mirarla me hacía sentir qué bello es poder aprender.

Cuando crecí recuerdo muchas cosas que aun siguen en mi mente, recuerdo que en cumpleaños me regalaban algo a lo que anhelaba, no siempre era así, habían fechas donde por razones no se podía, entonces pues ese regalo anhelado no estaba para ese día, fuera Navidad o Cumpleaños. Recuerdo que cuando crecía, anhelaba muchas cosas como es típico de todo muchacho, queremos tener lo de moda o lo que tienen nuestros amigos, pero en ocasiones mi familia no tenia las posibilidades y pues se limitaban a dar lo que podían. Fui muy afortunado porque el decir que no tuve aquello o esto que estaba de moda fue casi en muy pocas oportunidades; aun recuerdo de algunas cosas, como el Atari, el Commodore64, la bicicleta, el viaje a Disney, y quizás algunas otras si me pongo a rebuscar en mi mente, estas que nombro venían acompañadas de algo extra, una satisfacción porque casi todos fueron regalos en momentos muy especiales para mí. No hace mucho hablando con mi padre (mi héroe) recapitulábamos aquellos viejos tiempos y sus palabras fueron encantadoras cuando de sus labios salía, es que yo no les pude dedicar mucho tiempo, me preocupaba porque pudieran tener lo necesario y quizás más para así hacerlos felices, aunque no siempre se pudo hemos sido una familia afortunada, quizás mi error fue no estar más con la familia, tu mama posiblemente hizo en repetidas oportunidades papel de mama y papa…  Hoy puedo decir algo con tanta certeza, y les diré a todos los que se identifiquen con la historia que expongo, en la vida existen momentos duros, quizás pensamos que son los momentos más difíciles de la vida y en oportunidades pensamos porque nos pasa esto, porque me sucede a mi; debemos aceptar todo lo que ocurre en nuestro día a día.

Existe algo que puedo dejar como botón de oro grabado de todo esto y es un mensaje, mientras mis padres, se preocupaban de darnos a mí y a mis hermanas cosas de moda y algo de lujo, hubo algo que no sabían ellos pero lo estaban haciendo inconscientemente y ese algo es lo que vengo hoy a regalar como experiencia. Mis padres no han sido mezquinos, ni derrochadores, ni de lujos, hemos sido una familia afortunada en muchos por no decir todo y que suenen egoístas mis palabras; ellos mientras daban y daban nos daban amor y amor, y mientras no había más por dar nos daban amor, ese amor, fue grabado con tinta indeleble y todas las modas ya han pasado de moda, todo lo que en un momento fue novedad ya hoy ha dejado de ser novedoso, pero el amor es algo que jamás pasara  de moda…

Entonces al llegar de regreso y cargar a mi hija en brazos sentía algo especial, mi intuición me hablaba pero era un lenguaje mudo y no entendía, y cuando mi hija abrió los ojos logre ver en aquellos ojos algo que llevare por siempre en mi. Papi, mirándome a la cara y con sus manitos en mi rostro y mirándome fijamente y suavemente me dijo…papi gracias por haberme regalado ese dia de playa, de verdad que la pase muy bien a tu lado, eres muy especial y te amo mucho, mis ojos comenzaron a producir lagrimas porque el mensaje tan bello que llevaba no pude controlarlos y de allí me miro y me dijo, que pasa papi porque lloras y le dije porque hay veces que uno llora por felicidad, y me abrazo diciéndome gracias papi, vamos al parque?  Y como iba a negarme, allí me gritaba diciéndome papi corre duro como lo haces cuando ganas medallas, corre duro y enséñame a mí a correr, y al mirarla me decía así mírame, ganare medallas para ti papi….

En la vida muchas veces pensamos que es importante dar a la par a los que nuestros amigos o vecinos o familiares tienen, ya sea, zapatos, artículos deportivos, novedades electrónicas, relojes y lujos, se tiene por concepto que criar a un hijo es darle y darle cosas materiales porque se las merece, darle la ultima moda porque la televisión nos dice que hay que estar a la par de todos; le realidad de todo es que “todos” necesitamos de un regalo que es como la fuente, como Dios, y es “EL AMOR” es abundante en todos nosotros, es indestructible, es poderoso, llena a todo el que lo da y el que lo recibe, es una de las cosas que poseemos y jamás se agotara.

A todo el que se identifique de una u otra forma con mi experiencia, jamás olviden que la lección que esto me dejo es que de todo nos podemos olvidar, menos del AMOR que se da y se recibe. Si no tienes dinero, no importa, sino tienes lujo no importa, sino tienes la moda, no importa, así miles de cosas, lo que realmente importa es que siempre tengas AMOR para dar, todos tenemos y nunca se agota, regala al mundo amor siempre.

el regalo

“Voy de vuelta a mi fuente”. Creeré más en mí y en mi intuición y sé que muchos lo harán también, estamos despertando poco a poco y en todas partes del mundo, tú sabes quién eres y a quien me refiero.

Namasté.

alta velocidad


Son las 7:00 am, que paso? como me sucedió? porque me quede dormido?…a todos nos ha pasado en estos días sentirse que estamos tarde para nuestro día, solemos levantarnos agitados y de la misma forma nos vamos a dormir, vivimos en un mundo que lleva una velocidad incontrolable, en momentos sentimos que tenemos tanto que hacer y tan pocas horas que restan que terminamos empezando el día agotados; no hay peor forma de comenzar un día donde ya vas atrasado. Por qué sentimos que todo esta tan a prisa ?… por qué sentimos que nunca tenemos tiempo?… por qué pensamos que nunca terminamos nuestras labores? Por estos días el mundo donde vivimos debería pagar una multa por su alta velocidad pero al contrario lo seguimos todos a la misma velocidad para no quedarnos atrasados, somos absorbidos por la tecnología, por la modernización, por la novedad, por el desarrollo.

Hoy en día las prioridades han cambiado, en el mundo que vivo y coexisto es más importante que sabes de tecnología y estar al día en el mundo moderno que conocer los principios básicos de educación, hoy ya en día no sobran caballeros, esos hombres que solían ceder un puesto ya no viven en este mundo, nuestros valoren han dejado de existir, los hemos intercambiado por otras cosas que hoy importan más; hemos alterado los valores y hemos dejado de darle importancia a los pequeños detalles. El caso es que todo está en un constante cambio pero hay principios que son inquebrantables y esos de una u otra forma debemos prestarle atención.

Te ha ocurrido que vas y vas a una discoteca muchas veces y llega un instante que ya te cansa? En otro ejemplo tanto te has subido al metro, que lo que te fascinaba ahora ya ha dejado de existir, aquel computador nuevo ya le has dado uso por unos meses y sin darte cuenta ya no es nuevo sino usado. La vida se ha tornado un remolino de alta velocidad y los detalles han dejado de dar importancia; pero quieras o no tu esencia siempre te habla, desees oírla o simplemente hacerte el sordo, ella pacientemente está esperando el momento en el que descubras que ELLA existe.

Mágicamente  llega un día de esos mortales, el tráfico, el ruido, el monóxido, el mal genio, el horario, etc., todos los contratiempos habidos y por haber aparecen y aquella ciudad metropolitana, aquel coche ultra moderno, aquel computador súper veloz, no logran calmar tu ansiedad, por arte de magia se te ocurre mirar al cielo y ver que allí están las estrellas mirándote, la Luna sonriéndote, y la brisa refrescando tu rostro, se te ocurre ir a caminar a la playa y logras oír el oleaje, saborear al mar, y así como bálsamo recetado por terapista comienza a hacer su labor, ahora allí acostado en la arena logras ver todo aquel espectáculo antiguo, pero que supera todo lo moderno, el tiempo ya no gira a velocidad y si lo hace no lo notas, allí comienzas a sentir tu balance y liberas tus tensiones, todo es perfecto y aunque quieras distraer tu pensamiento automáticamente te trae de vuelta a la naturaleza, es el mejor remedio que tenemos y es gratis.

Les presento la muerte principal a nivel mundial, el conocido por todos “Stress”, este fenómeno es creado por nosotros mismos y cobra con nuestras vidas día a día, instante a instante, entra en nosotros sin tocar a la puerta, se acomoda en nuestro interior y como cual intruso se adueña de nuestra paz, en oportunidades destruye la salud, relaciones, familias, actividades, diversiones. Desafortunadamente formo parte del “CLUB” porque vivo a un nivel de alta velocidad, bajo una presión diaria y más aun con el tiempo delante de mí tratando de huir. Hace ya algún tiempo he comenzado a incluir terapias de mejoramiento para el día a día; puedo afirmar que hay muchas cosas hermosas en lo moderno, en la tecnología, en los avances, pero no importa cuántas veces vaya al mar o al bosque o a un simple contacto con la naturaleza, allí es donde descubro que tan esencial es vivir.

Atrévete a dedicar tiempo a estar en contacto con tu esencia, con tu verdadero yo, dedica menos tiempo por lo creado por la humanidad, veras que cosas tan hermosas descubrirás y te darás cuenta cuanto más te llenan y satisfacen, poco a poco descubres detalles que siempre han existido pero que jamás los observaste, el vaivén de las olas, el sonido del viento, el canto de los pájaros, el olor de las flores, el amanecer  y el atardecer  del día, los millones de texturas que nos ofrece la naturaleza.  No cuesta nada estar en contacto con tu esencia y te recargas de una forma infinita, los regalos existen en toda ocasión, aprovecha lo que es tuyo, está allí para ti, dale la importancia que se merece, cuida lo tuyo y manifiéstalo, guía a otros a hacerlo también. Mientras más personas logren estar en balance más balanceado estará el mundo, menos odio y problemas existirán, hoy yo me ayudo y te ayudo, tu labor es ayudarte y ayudar a otro, la cadena está en mí, yo ya empecé a dejar de vivir a velocidad, ahora vivo mí día a día.

Gracias nuevamente por bajar la velocidad y haber leído un poco, esto es también estar en contacto con tu esencia…

Agradecido

Alfredo