problemas…

Todos hemos oído el término “problema” es algo que desde que tengo uso de razón ha sido parte de el vocabulario, en muchas oportunidades el termino es usado para algo que va acompañado de un calificativo muy grande “un gran problema” o simplemente algo insignificante como “es algo minúsculo”, en todo caso el problema es algo que como nos enseñaron en la escuela debemos resolver, sinónimo de problema es complicación, cuando algo es complicado es un problema.

En esta oportunidad veremos cómo es fácil resolver problemas si nos ayudamos a nosotros mismos. En muchas oportunidades me he visto lleno de problemas, de situaciones difíciles que deben resolverse en su determinado tiempo, los problemas no resueltos jamás dejan de existir y de lo contrario si los resolvemos, los superamos y dejan de aparecer.

Usemos un ejemplo de algún problema en especifico, el problema lo llamaremos “trabajo” no consigo trabajo en este instante, cuando se presenta algo como esto en nuestras vidas se entra en desesperación, en momentos de frustración y cambios de temperamento, se suele inclusive perder hasta el apetito, se deja de realizar actividades que son gratas para nosotros y nos produce irritabilidad. Los problemas son eso exactamente, situaciones no resueltas que nos pueden afectar si lo permitimos. No es sencillo decir pues dejare de pensar en ellos y así se resolverán, porque de cualquier modo a menos que busquemos una solución seguirán allí en tu mente perturbándote para ser resueltos.

Por estos días mi mente llena de problemas cotidianos, pero de pronto el aderezo aumenta y le coloco una sobre dosis de ese condimento extra llamado “problemas” y como una ensalada con mucha sal se pone salada; una mente llena de muchos problemas se pone tensa. Existe una forma de drenar esta situación y es bastante sencilla, la forma de llegar allí es lo complicado. Si a cambio de pensar en los problemas piensas en soluciones, veras como tu mente toma otro rumbo, eso es algo que podemos hacer con bastante sencillez; pero considero que aun existe algo más efectivo, si dejas por completo de preocuparte y le cuentas a otros sobre tus problemas es muy factible que consigas ayuda. Creo y afirmo que me es más fácil resolver los problemas ajenos que los míos porque a la final no los veo como problemas sino como retos, los míos me pueden crear desajuste interno, mientras que ayudando a otros con problemas mas graves que los míos veo como sin el mayor esfuerzo se disipan. Así que he comenzado una nueva terapia de permitirme liberar problemas y pedir ayuda para así a su vez conseguir una solución que le permita a ellos desaparecer.

Cuando sueles usar el término PROBLEMA es porque existe algo en tu vida que está siendo bloqueado, solo falta desbloquear esa específica piedra y permitir el flujo de la solución y de pronto todo se torna nuevamente en perfección.

Una de las lecciones que debemos aprender mientras estamos en este mundo físico es despegarnos de todo, cuando sientes que nada es tuyo como con egoísmo veras que aprenderás a permitir soltar más cosas y a su vez esos problemas ya no serán tuyos, solo serán instantes que te permitirán cambiar de rumbo o mantenerte vivo para que despiertes y mires que tu mundo está a punto de cambiar.

Adelante el camino espera por ti y recuerda “para conseguir algo que no has tenido, tendrás que hacer algo que nunca has hecho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s