El director

¿Sabes quien es el director en tu vida? Es posible que lo sepas pero, ¿quien es realmente?

Observa donde vives, mira a su alrededor, es posible que tengas los muebles necesarios para sentarte y leer, o descansar. Une mesa donde comer, sillas, una cama, algún lugar donde guardas tus cosas y así por el estilo entiendes lo que hay en tu casa. Como la decoras es asunto tuyo, el color de sus paredes, el color del piso, el color de las lámparas incluso el estilo de las lámparas. En la cocina has de tener los utensilios necesarios para cocinar. Ahora la pregunta ¿quién es el dueño del lugar donde vives? ¿a quién le pertenece todo lo que hay allí adentro? Cuando haces este tipo de preguntas descubres algo que te lleva a pensar dentro de ti ¿por qué? Porque simplemente estas cosas sin ti no representan nada, son importantes para ti por ende tu eres el director para ellas.

Una vez que tu casa te hace sentir bien, te sientes a gusto entonces; ya te habitúas y lo haces muy rápido en un par de días ya sabes donde esta todo en tu casa. Esto ocurre bastante natural. Ahora algo importante que pasa desapercibido siempre y diré siempre porque el 90 % de las personas saben esto pero olvidan lo que significa.

Como te sentirías si entra alguien a tu casa y cambia todo lo que tienes, te deja muebles viejos, o no de tu agrado, mueve los muebles de lugar, cocina y deja todo sucio, se baña y el baño queda todo mojado, agua por todo el piso y la toalla en el suelo. Para empezar es importante acotar que esa persona no debió haber entrado en tu casa, ya que ha de suponerse que en tu casa la que manda eres tu, sin embargo a pesar de que esto se puede comprender muy fácil y es casi seguro que no has estando sacando copias de llaves de tu casa y entregándoselas a quien sea porque como mencione en tu casa mandas tu y si alguien hace algo que no se debe hacer tu se lo dejaras saber. Es casi seguro que no serás muy condescendiente con esa persona.

A ti te gusta tu casa a tu forma y estilo porque es tu! casa, las cosas que están adentro son de tu agrado y por ende las escogiste tu, las colocaste donde mejor lucen según tu criterio y no vas a permitir a nadie que no significa nada para ti pueda venir a cambiar y modificar tu casa.

Creo que hasta aquí esta todo bastante claro y es obvio que todos estamos de acuerdo en este punto; donde se torna diferente es donde no aplicamos ese principio de casa en la vida. Verás como tu casa es tu casa allí mandas tu! Pero fuera de tu casa ¿quién es el director de tu vida? Curiosamente las personas dejan de ser su propio director y entregan su poder de serlo cuando salen fuera de su casa, allí se dejan regir por opiniones y situaciones externas a ellos. Tu peso te gobierna, eres una persona gorda porque así lo has decretado, el exceso de peso es el director en tu vida. Eres una persona pobre porque la escasez es el director en tu vida. Eres una persona sin motivación porque tú entregaste también ese papel al director de la falta de motivación y así sucesivamente en todo lo que no te agrada que hay muchas cosas por cierto. Cuando estas cosas, circunstancias o problemas dominan tu vida no busques la culpa afuera porque afuera ellas han ejercido el gran papel de director que tu le otorgaste. Reclama tu papel de director y comienza a poner orden en tu vida, porque tu vida es tu casa y en tu casa mandas TÚ!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s